APARIO



APARIO 406 m.




No es buena la relación que me une a este monte. Dos intentos, dos despropósitos. Hace cinco meses intenté la ascensión a este monte consumido por las canteras, el resultado fue perderme gracias a un track erróneo que usé para venir hasta aquí. Ahora toca terminarlo, y ya veréis lo que pasa.

El único atractivo de este monte es que es puntuable para el concurso de los Cien Montes, porque por lo demás se quedará en mi lista de "No volver a pisar".

Aparco el coche en un parking cercano a la iglesia de Bedia.


Punto de salida



Por la carretera nace un camino a la derecha, cruzo el río Ibaizabal y sigo dirección al barrio de Berroeta cruzando las vias del tren.






Prosigo el camino. En un principio el camino es hormigonado. Este tramo ya me lo conozco de la vez anterior. En el primer cruce de caminos se coge el de la derecha. El terreno pasa a ser de tierra, bueno, barro para ser exactos. El camino sigue sin dificultad hasta otra trifurcación. Aquí viene el lío. De tres opciones posibles se puede coger el que continúa de frente o el que va por la derecha... ¡¡¡¡¡¡¡pues la vez anterior el track me llevó por la izquierda!!!!!!

Cojo el camino que sigue de frente. Desde aquí ya se diferencian marcas del recorrido.



Habrá alguna flecha más



El camino se embarra algo más. Empiezan las barreras por el camino, ahora pienso que me estaban avisando de algo.....
Sigo sorteando obstáculos sin peligro alguno. En todos los cruces seguiremos de frente, o haciendo caso a las flechas.





En un momento del camino viene el show. Ahora me rio, pero me llevé un susto. Sigo caminando y tras pasar un terreno algo más embarrado, al tercer paso me hundo por encima de las rodillas en un barrizal. Tras un momento de sorpresa y susto me quedo parado, es mejor pensar que seguir hundiéndose. No podía darme la vuelta, supongo que la mayoría sabrá que fue porque es muy difícil moverse dentro de un barro espeso. Salí como pude. Fue un momento de tensión, pero si  se hace con calma se sale. De ahí que cada vez me guste menos darme vueltas yo solo. Gracias al agua de la mochila pude limpiarme las manos un poco. Ahora la pregunta era... ¿y a la vuelta qué?


Faltaba poco para llegar al final, así que decido continuar para en diez minutos llegar a una valla que limita el paso por la cantera. Giro a la izquierda y empieza una subida con algo más de pendiente. Desde aquí el esfuerzo se ve recompensado.



Cima del Apario 409 m.

Hay que decir que la cima actual es más baja que la original, pero la destrucción de la cantera ha hecho que haya que mover la cima a otro lugar. La de ahora es algo más baja de lo que indica el buzón.

Toca la bajada. Hay varias pistas que salen del camino de ida, pero mirando el mapa ninguna me deja claro donde acaba asi que decido acercarme al lugar del susto. Bajaré entre pinos y matorrales para sortear el embarrado y continuar mi camino. El resto del descenso lo hago con tranquilidad.

Dos intentos dos desdichas. De los errores y de los sustos se aprende. Conseguí terminarle. Y no creo que aquí haya necesidad de volver.


4 comentarios:

  1. Es ese Murphy de los cojones que mejor si se hubiera muerto antes de hacer la "ley".
    Ya sabes a donde no hay que volver.
    Habla con Iban a ver si vamos al monte el sábado.

    Nos vemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me tiene negro a mi el Murphy. Este al menos que me digan que tengo un millón de euros en la cima no vuelvo a pisarlo. Ya le dije a Iban lo del sábado. A ver que nos dice.


      Un abrazo

      Eliminar
    2. Lo siento Pedro, pero confieso que me he reido un rato con lo del barro. Seguro que me pasa a mi y me cago en los pantalones...

      Pues tenía yo en lista el Apario este, no sé, igual me lo pienso un poco más, jeje.

      A ver cuando nos cuentas lo del Eretza.

      Saludos.

      Eliminar
  2. El Eretza no pudo ser. Iba a ir con unos compañeros y no pudieron ir así que me fui con los amigos a Valderejo, la entrada anterior del blog. Cuando tengas prevista esta salida me dices que encontré un track que no pasa por el lugar del incidente, jeje. Tengo una foto final de como quedé que no la he puesto por vergüenza, jajajaja.

    ResponderEliminar