ATXARRE Y MARUA






Caluroso día de verano. Me espera Iker a la salida del trabajo para comer algo rápido y acercarnos hasta Kanala. Con el coche, abandonamos la carretera principal por la izquierda poco después de pasar las playas y dejamos el coche aparcado al lado de una pequeña ermita.


Punto de partida

 Emprendemos el camino. Encontramos la primera seña antes de abandonar el asfalto.


Señal a Atxarre

 El camino continua claro, sin apenas dificultad. Los árboles nos cobijan a ratos en el primer tramo. Salimos a terreno despejado y tras descender unos metros encontramos otra señal que nos marcará nuestro primer objetivo de la tarde hacia la izquierda.




Ahora se nos pone el ascenso un poco más duro, pero en unos minutos llegamos a la primera cumbre.


Cima del Atxarre

Hacemos varias fotos y volvemos a bajar hasta el cruce. Aquí, en vez de volver por el mismo camino, seguimos rectos hasta llegar a un pequeño bloque. Aquí nace un camino a la derecha que nos meterá de lleno en un tupido encinar. Queremos llegar a la cima del Marua.


Desvío a la derecha

A partir de ahora tendremos que estar muy atentos a todos los hitos y alguna marca de pintura que otra. Andaremos sobre un terreno bastante difícil, llena de abundante vegetación y roca.



 Ejemplos de las dificultades para llegar al Marua.







Si hemos conseguido seguir todas las indicaciones llegaremos sanos y salvos a la cima del Marua.


Cima del Marua

Después de las fotos cimera bajaremos hasta el coche por el mismo camino. El resto de tarde tenemos que aprovecharlo. Cervecitas y cena en Kanala!!!!!!!


















2 comentarios:

  1. Una zona bien bonita. Yo me salté el Marua, así que lo tengo pendiente. El problema de estos caminos tan intrincados suele ser menos subir que bajar, donde es más fácil despistarse ¿o es sólo una torpeza mía?

    Un gustazo volver a saber de vosotros. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaaaa!!! Tengo muchas entradas del blog acumuladas en el borrador. A ver si voy actualizando esto, jeje. La verdad es que el último tramo de la subida al Marua fue un poco pesadilla, a la bajada puse un par de hitos para guiar mejor.
      Bajando creo que es más fácil despistarse porque el objetivo de la cima ya está conseguido, jejje.

      Saludos

      Eliminar